Los cortes fade que comúnmente se realizan en los hombres, disminuyen lentamente el pelo, con el fin de que parezca que se esfuma de una forma totalmente natural, partiendo de la coronilla hasta la nuca.

Existen también cortes más espectaculares que consisten en que el fade llegue hasta la barba, el cual decrece desde las patillas y alcanza un máximo apogeo en la barbilla.

Estos son algunos tipos:

Low fade: consiste en rapar la zona baja de las patillas y la nuca, haciendo el degradado en la parte inferior de la cabeza. Así se permite hacer un corte actual, pero con un toque clásico.

Es un corte perfecto para los tipos de cara que son estrechas y alargadas, proporcionándole volúmenes laterales moderados, para así poder contrarrestar la largura de la cara.

Midi fade: es un degradado que comienza en la zona media del cráneo, permitiendo hacer cortes algo modernos y juveniles que el anterior.

Este corte es ideal para cabezas de forma ovalada, que como bien sabemos, son hombres a los que les queda bien casi cualquier corte y este sería un gran acierto.

High fade: el degradado empieza en la zona alta del cráneo, casi en la línea de raya superior.

Está indicado especialmente para cabezas redondas o cuadradas, ya que, al ser tan rapado en los laterales, podemos jugar con la longitud en la parte superior de la cabeza y así poder estilizar más el rostro.


Artículo creado con información de Esquire.com.